>Curso «Escoger el Equipo de Equitación PERFECTO para mi caballo»

En la lección 7 del curso «Escoger el equipo de Equitación perfecto para mi caballo», exploraremos a fondo el material de manejo.

Hasta ahora, hemos abordado tres categorías principales: equipamiento de higiene, equipamiento de monta y, finalmente, el equipamiento del jinete. En esta entrega, nos centraremos en todo lo que usamos para cuidar y trabajar con nuestros caballos, más allá de montarlos.

Clase práctica en video:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

Cabezadas y Ramales

Empecemos con la cabestrilla, un elemento esencial. Normalmente, están fabricadas en nylon, pero también hay opciones en cuero, duraderas y cómodas. Asegúrate de ajustarla adecuadamente, ni demasiado apretada ni demasiado suelta. Estas cabestrillas son esenciales para mantener a tu caballo bajo control cuando no lo montas.

Además, debemos hablar de los ramales, que vienen en diferentes longitudes. El ramal típico tiene alrededor de 1,80 metros. Los mosquetones en estos ramales son una parte esencial, con el mosquetón de seguridad siendo muy recomendable. Esto puede evitar accidentes al liberar la tensión si un caballo se asusta.

Cuerdas de Trabajo

Para trabajar con tu caballo, usarás cuerdas más largas llamadas «cuerdas de dar cuerda». Estas suelen medir 8 metros y son ideales para entrenar y guiar al caballo a tu alrededor.

Mantas de Caballo

Las mantas para caballos son fundamentales para su cuidado. Existen diversas categorías: mantas de secado, mantas de cuadra, mantas de trabajo, mantas riñoneras y mantas anti-moscas.

  • Mantas de Secado: Son de algodón o material polar y se usan después de un entrenamiento o monta para ayudar al caballo a secar y evitar que se enfríe demasiado rápido.
  • Mantas Riñoneras: Estas mantas se colocan detrás del caballo antes de montar y ayudan a mantener el calor corporal. Dejan espacio para la montura y el faldón, lo que es ideal para los días fríos.
  • Mantas Anti-Moscas: Estas mantas son ligeras y transpirables, protegen a los caballos de los insectos, como las moscas y los tábanos, que pueden causarles molestias y alergias.
  • Mantas de Cuadra: Es importante tener en cuenta la temperatura y las necesidades individuales de tu caballo al seleccionar la manta adecuada. Cada caballo es único, algunos son frioleros, mientras que otros son calurosos. Comprende a tu caballo y ajusta la manta en consecuencia.

Recuerda que el esquilado también puede influir en la elección de la manta. Asegúrate de que la manta cubra correctamente desde la cruz hasta el final del lomo y presta atención a la temperatura en tu área.

Conclusión

En resumen, el equipamiento de manejo y las mantas desempeñan un papel crucial en el bienestar de tu caballo. Conocer a tu caballo y las necesidades específicas es esencial al seleccionar el equipo adecuado. Si tienes alguna pregunta o necesitas más detalles, no dudes en contactarnos. Estamos aquí para ayudarte en la relación con tu caballo y su cuidado.

Recuerda que si tienes alguna pregunta o necesitas más orientación sobre el contenido de la lección, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de soporte en la intranet. Tanto nuestro equipo de soporte como Eva estamos aquí para ayudarte en tu viaje a escoger el equipo de equitación perfecto para ti y tu caballo. Que no sea demasiado ni demasiado poco, ajustado exactamente a tus necesidades y las de tu caballo.

Nos vemos mañana en la lección núm. 8: Encuentra el equipo perfecto para ti como jinete, desde cascos hasta botas, guantes y más. Aprende a seleccionar el equipo que se adapte a tus objetivos y necesidades mientras montas..

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable!