>Curso de introducción al turismo ecuestre

En la novena lección del curso sobre introducción al turismo ecuestre, vamos a adentrarnos en la esencial tarea de cuidar de tu compañero equino después de una emocionante sesión de excursión o ruta a caballo. Sabemos lo importante que es mantener a nuestros caballos en excelente estado, y en el video de la lección de hoy te mostraremos de forma práctica cómo hacerlo:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

El Regreso a la Cuadra

Después de unas tres horas de recorrido por la montaña, es hora de volver a la cuadra. Tu primera tarea es asegurarte de atar al caballo con seguridad. Repetirás la misma maniobra que realizaste por la mañana: deshacer la calzada de cuadra, asegurarla alrededor del cuello del caballo y luego sujetar las riendas.

Luego, saca la brida, y si no la necesitas en ese momento, cuélgala en un lugar seguro en lugar de dejarla en el suelo. Ahora es el momento de retirar la cabezada.

Deshaciendo el Equipo

Es importante deshacer el equipo en el orden inverso al que lo montaste. Comienza liberando el petral. Luego, desengancha el material del enganche y átalo cuidadosamente. Después, retira las alforjas y asegúrate de soltar todos los nudos de la cincha.

A continuación, retira la baticola con precaución y, si es posible, asegúrala para que no cuelgue. Separar la silla de montar de la cincha es una buena práctica. Si la cincha está sudada, déjala secar al sol brevemente antes de cepillarla y guardarla.

Finalmente, retira la silla de montar y colócala en el caballete, y luego el sudadero. Si tienes espacio, coloca el sudadero del revés para que se ventile y seque un poco.

Chequeo del Caballo

Antes de comenzar a cepillar y limpiar a tu caballo, realiza un chequeo visual. Inspecciona todas las extremidades del caballo para asegurarte de que no haya golpes ni heridas. Presta especial atención a la cruz y la zona de la cincha. También verifica si hay rozaduras en la brida.

Después de verificar visualmente, realiza un examen táctil. Pasa tus manos por el dorso del caballo con una presión moderada. Si sientes puntos de calor o sensibilidad, pueden indicar áreas de presión excesiva durante el viaje.

Cuidado de la Piel y el Pelaje

Es importante cuidar la piel y el pelaje del caballo después de un viaje. Utiliza un cepillo para eliminar el sudor y levantar el pelaje del caballo para que se ventile y se seque rápidamente. Presta atención a las áreas sudadas, como la cincha y la zona del sudadero.

Cuidado de los Cascos

Inspecciona los cascos del caballo para asegurarte de que no haya piedras ni daños importantes. Si el caballo está descalzo, verifica que todas las raduras estén en su lugar y no estén flojas.

Finalización y Recompensas

Después de realizar todos estos pasos, puedes usar una rasqueta para eliminar cualquier acumulación de sudor que pueda haber quedado. Luego, ofrece a tu caballo agua y heno, o un poco de pienso si es necesario. Finalmente, libéralo en el paddock o déjalo en su cuadra, agradeciéndole por el tiempo que pasaste juntos.

Cuidar adecuadamente a tu caballo después de un paseo es esencial para mantener su salud y bienestar. Recuerda que tu caballo es tu compañero leal en esta emocionante aventura ecuestre, así que cuídalo con cariño.

Si tienes alguna pregunta o inquietud sobre el mundo del turismo ecuestre, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nosotros somos Ricard y Olaf, y estamos aquí para ayudarte. Gracias por ser parte de nuestra comunidad de suscriptores. ¡Un placer!

Nos vemos en la próxima lección: ¿Se necesita asistencia de un profesional para practicar el turismo ecuestre?

Recuerda que si tienes alguna pregunta o necesitas más orientación sobre el contenido de la lección, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de soporte en la intranet. Tanto nuestro equipo de soporte como Ricard estamos aquí para ayudarte en tu viaje de turismo ecuestre.

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable!