>Iniciación a la equitación

Conoce todo lo que necesitas como jinete o amazona para ir a la hípica, de la mano de Eva Curto, dueña de la tienda Cavaletti.

En esta lección te enseñará todo aquello que necesitar tener en tu armario, para poder ir a la hípica, montar y hacerlo de forma segura y cómoda.

En el curso de Escoger el equipo perfecto para mi caballo, encontrarás también aquellos utensilios y equipo necesarios para cuidar, manejar y montar a caballo.

¡Empezamos con esos básicos imprescindibles!

Clase práctica en video:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

Los Pantalones para Montar a Caballo

En primer lugar, abordaremos un elemento esencial para muchos de nosotros, especialmente las chicas: los pantalones de montar.

Existen dos variedades principales: los pantalones tradicionales y los modernos leggins.

Los pantalones tradicionales de montar son versátiles, con un tejido flexible y refuerzos estratégicos que permiten una mayor libertad de movimiento.

Mientras tanto, los leggins son más delgados, altamente elásticos y sumamente cómodos. Su característica distintiva es el «grip», generalmente hecho de silicona.

Para la equitación en doma, la silicona «full grip», que cubre todo el asiento y la parte interna de las piernas, es la elección ideal para mantener una posición estable.

En el salto, preferimos la variante conocida como «knee grip», que se encuentra solo en la rodilla, ya que la posición es más dinámica.

Los Calcetines Largos

Un aspecto crucial para el confort y la protección es el uso de calcetines largos. La fricción y la acción de la montura pueden causar molestias y heridas si no se utilizan calcetines que brinden una capa adicional de protección. La idea es evitar que los tobillos queden expuestos, lo que podría resultar en heridas causadas por las botas.

Tipos y consideraciones sobre las Botas de Montar

Ahora, centrémonos en las botas. Hay tres categorías principales entre las que debemos elegir: botas, botines de montar y botines con polainas.

Los botines con polainas son una excelente opción para principiantes y, especialmente, para los más jóvenes, ya que se pueden usar tanto dentro como fuera de la montura. Las polainas se ajustan sobre los botines para lograr un aspecto similar al de las botas.

Las botas se dividen en dos tipos: las de salto y las de doma. Las botas de doma tienden a ser más rígidas y no tienen cordones, siendo ideales para la equitación más formal. Por otro lado, las botas de salto son más flexibles, generalmente incluyen cordones y ofrecen un aspecto más versátil. Ten en cuenta que las botas tienden a ceder un poco con el tiempo, por lo que es preferible elegirlas un poco ajustadas al principio para que se adapten perfectamente con el uso continuado.

El Casco de Montar, imprescindible para tu seguridad

Asegúrate de que el casco que elijas esté homologado y cumpla con los estándares de seguridad.

Puedes optar por un casco con ruedecillas para ajustar el tamaño o uno fijo. Si eres joven y aún estás en crecimiento, un casco con ruedecillas te permitirá extender su vida útil. Los cascos deben ajustarse perfectamente, sin holguras ni apreturas excesivas, y no deben moverse cuando giramos la cabeza.

Los Guantes de Montar

Si buscas comodidad y protección para tus manos, los guantes son un accesorio indispensable. Existen diversos tipos y rangos de precios, pero todos deben tener un agarre adecuado para las riendas. Asegúrate de que te queden cómodos, sin estar demasiado apretados ni sueltos.

La ayuda de las Fustas

Además, las fustas son herramientas comunes para la equitación. Las fustas de salto son más cortas y se utilizan delante de la montura, mientras que las de doma se emplean detrás del caballo, en la región de la grupa. Su longitud puede variar según tus preferencias y disciplinas de equitación.

Las Protecciones Corporales en la equitación

Por último, considera las protecciones corporales, una inversión crucial para tu seguridad.

Puedes optar por protecciones flexibles, como las llamadas «tortugas«, que se utilizan para montar y proteger la columna vertebral.

Las protecciones rígidas ofrecen un mayor nivel de seguridad, cubriendo la columna vertebral, las costillas y otras zonas. Incluso existen chalecos con airbags, que se inflan en caso de caída y brindan una protección completa. Estos chalecos son una opción innovadora que está ganando popularidad rápidamente.

La seguridad es primordial cuando se trata de montar a caballo, y las protecciones corporales son una forma eficaz de minimizar el riesgo de lesiones. Para los adultos, los chalecos de mayor gama ofrecen un ajuste más ceñido y un mayor nivel de comodidad.

Conclusión

En resumen, nuestro equipo como jinetes es fundamental para garantizar nuestra comodidad y seguridad mientras montamos a caballo. Elegir cuidadosamente cada pieza de equipo es una inversión en tu bienestar y rendimiento. No dudes en consultar con nuestro equipo de expertos si tienes alguna pregunta o necesitas orientación adicional.


Recuerda que si tienes alguna pregunta o necesitas más orientación sobre el contenido de la lección, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de soporte en la intranet. Tanto nuestro equipo de soporte como cada profesor del curso estamos aquí para ayudarte en tu camino de la iniciación a la equitación.

Nos vemos en la lección núm. 6: «Vendas y Protectores para Caballos: Aprende la Técnica Correcta«

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable!

Si todavía no lo has echo, únete a Nuestra Comunidad Exclusiva: Recuerda que esta experiencia única es solo el comienzo. Como suscriptor, tendrás acceso a todas las lecciones, contenido exclusivo en directo, compartir charlas con los profesores y la posibilidad de sugerir temas para futuros cursos. Regístrarme