>Iniciación a la equitación

Empezaremos este curso aprendiendo La naturaleza del caballo y su percepción de la realidad de la mano de Sonia Bascuñana, certificada en Método Masterson, un método de masaje para Caballos basado en la observación de sus reacciones de liberación de tensión.

La lección que verás corresponde a las lecciones 1 y 2 del curso de “Entender al Caballo a través del masaje. Introducción al Método Masterson”, un curso que te recomendamos que tengas en cuenta para el futuro, ya que ayuda a crear un fuerte vínculo con el caballo.

En esta primera lección, el propósito es que entiendas la naturaleza del caballo y cómo percibe la realidad a través de sus sentidos más importantes, para que así tu relación con él sea lo más fluida y armoniosa posible.

Clase práctica en video:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

La capacidad visual en el caballo

En ocasiones, nos encontramos con situaciones donde un caballo se sobresalta por algo que nosotros no logramos percibir ni comprender. En estos momentos, sus sentidos entran en juego de manera crucial.

Tomemos, por ejemplo, su sentido de la vista y la importancia de entender que son animales presa con un instinto de supervivencia notable. La disposición de sus ojos a los lados de la cabeza les proporciona una visión periférica impresionante de ¡330 grados! Aunque solo tienen dos puntos ciegos: uno justo delante de su nariz y otro detrás de su cola.

Esta característica les permite mantener una vigilancia amplia ante posibles depredadores. Además, su visión es altamente sensible a los movimientos diagonales, reaccionando a cualquier cambio en esa dirección, como el de un árbol o una rama, ¡algo que podría pasar desapercibido para nosotros! En resumen, la combinación de su aguda visión y su potente instinto de supervivencia los diferencia considerablemente de nosotros.

Cualquier estímulo que active su alerta es motivado por su forma única de percibir el entorno.

¿Pueden ver en la oscuridad?

Sin embargo, su capacidad visual no solo abarca amplitud y movimiento, sino que también incluye la capacidad de ver en condiciones de luz y oscuridad. ¡Sí, pueden ver en la oscuridad! Aunque pueden enfrentar desafíos en transiciones abruptas de luz, necesitando aproximadamente 30 segundos para adaptarse, similar a nuestra experiencia al salir de un entorno muy iluminado y entrar a un lugar oscuro. Este tiempo de adaptación visual es esencial de comprender, especialmente en situaciones donde el caballo muestra reluctancia ante la oscuridad, como al ingresar a un van o al pasar por áreas sombrías en el bosque.

Entender cómo ven los caballos y cómo perciben la realidad es fundamental, ya que influye en su comportamiento. En resumen, cada acción de los caballos tiene una razón, ¡nunca es simplemente por ser «malos» o «tercos»! Su percepción del mundo es única y intensa.

¿Cómo ven los colores?

Además, no podemos pasar por alto la percepción de colores. Los caballos no ven los colores de la misma manera que nosotros. ¿Cuáles crees que son los colores que distinguen mejor? ¿Rojo, azul, blanco, verde o amarillo?

Reflexionemos un momento. Los colores que los caballos perciben mejor son ¡el amarillo y el azul! Seguidos por el verde. Curiosamente, los colores que ven en tonos de gris o no perciben son el rojo y el blanco. Esta información es crucial, especialmente al considerar obstáculos de salto en competiciones, que a menudo son blancos y rojos.

Este conocimiento erróneo puede afectar su percepción. En Inglaterra, ya están ajustando los colores de los obstáculos según investigaciones sobre la visión equina. Tener en cuenta esta información es vital, ya que impacta en la forma en que los caballos perciben su entorno.

Al aplicar el método Masterson, es esencial comprender que ciertos estímulos visuales pueden perturbar su estado relajado. Manteniéndonos tranquilos y entendiendo la razón detrás de su reacción, podemos volver a un estado relajado junto con ellos.

El sentido del oído en el caballo

Ahora, centrémonos en el sentido del oído, otra capacidad agudizada en los caballos y esencial para su supervivencia.

¿Cuántas veces has experimentado que, paseando con tu caballo, se detiene de repente y parece alerta sin razón aparente? Miras a tu alrededor y no detectas ni escuchas nada extraño. ¡Es un misterio! Sin embargo, minutos después, aparece una moto o un quad que pasaba cerca.

¡El caballo lo había oído!

¡Había captado ese sonido mucho antes que nosotros! ¿Increíble, verdad? Esto se debe a que los caballos tienen una capacidad auditiva superior y pueden percibir frecuencias más altas que nosotros.

Sus orejas móviles les permiten orientarse hasta en un ángulo de 180 grados, brindándoles una precisión excepcional para identificar la fuente del sonido. Son auténticos expertos en escucha. No obstante, esta agudeza auditiva también los hace más sensibles a ruidos fuertes, como petardos, y cualquier cosa que pueda perturbar su tranquilidad.

A medida que se acostumbran a ciertos sonidos, como los de una competición, su reacción tiende a disminuir. Sin embargo, ante ruidos fuertes o cambios inusuales, es probable que se inquieten o asusten.

Debemos comprender y aceptar esta particularidad de su naturaleza. Como mencioné anteriormente, los caballos no actúan sin razón, ¡siempre hay una explicación! Incluso si no somos capaces de percibirlo ni escucharlo, ¡esa explicación existe!

Sentido del olfato en el caballo

El sentido del olfato desempeña un papel crucial en la percepción del entorno por parte de los caballos, proporcionándoles información valiosa sobre otros equinos e incluso sobre nosotros. Cuando nos acercamos para saludarlos y acariciamos sus morros, están en realidad olfateando, capturando nuestras feromonas y obteniendo datos directamente a través del aroma.

Desde el entorno, los caballos recopilan una gran cantidad de información. Por ejemplo, a través de las heces de otros caballos, pueden discernir detalles como el género, el estado de celo o incluso si el individuo está enfermo.

Para los caballos, las heces son como la revista Cuore para nosotros: sumamente intrigantes y difíciles de resistir la tentación de investigar. Además, su agudo sentido del olfato les permite identificar las plantas que desean consumir. Aunque no puedan ver directamente la planta, pueden olerla y elegir según sus preferencias, apetitos o necesidades.

La conexión innata que tienen con las plantas les permite intuitivamente seleccionar aquellas que les brindarán beneficios, como desparasitarse o purificar su hígado. ¡Los caballos son auténticos expertos en botánica!

El sentido del olfato también está estrechamente vinculado con el cerebro de los caballos, conectándolos emocionalmente con diversas sensaciones.

Conclusión

Antes de iniciarse en la equitación está bien observar y aprender cómo son los caballos, cuál es su naturaleza. Aquí una breve pincelada para empezar. Muchas gracias y seguimos con la próxima lección de este curso, qué hacer cuándo llegamos a la hípica.


Recuerda que si tienes alguna pregunta o necesitas más orientación sobre el contenido de la lección, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de soporte en la intranet. Tanto nuestro equipo de soporte como cada profesor del curso estamos aquí para ayudarte en tu camino de la iniciación a la equitación.

Nos vemos en la lección núm. 2: «Optimiza Tu Experiencia en la Hípica: Consejos Clave de Quim Duran«

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable!

Si todavía no lo has echo, únete a Nuestra Comunidad Exclusiva: Recuerda que esta experiencia única es solo el comienzo. Como suscriptor, tendrás acceso a todas las lecciones, contenido exclusivo en directo, compartir charlas con los profesores y la posibilidad de sugerir temas para futuros cursos. Regístrarme