En esta lección vamos a hablar sobre la duración de las sesiones y cómo afecta al entrenamiento de nuestros caballos.

Es importante tener en cuenta que las sesiones de entrenamiento deben ser efectivas, pero también adecuadas a las necesidades de cada caballo.

Si bien es cierto que la duración de las sesiones puede variar según el nivel de entrenamiento, edad y estado físico del caballo, es fundamental comprender que la duración de las sesiones también puede influir en la motivación del caballo y en su bienestar emocional.

¡Vamos a verlo!

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

5.1 La duración de las sesiones.

En esta sección hemos hablado sobre la duración de las sesiones de entrenamiento.

Es fundamental que cada sesión tenga la duración adecuada para evitar el cansancio y la frustración en nuestro caballo.

No hay una duración fija que se pueda aplicar a todas las sesiones, pero como norma general, las sesiones no deben ser demasiado largas, ya que puede afectar negativamente al rendimiento del caballo.

Es importante que seamos conscientes de los límites de nuestro caballo y no forcemos su capacidad de atención. Debemos tener en cuenta que, aunque las sesiones sean cortas, pueden ser muy efectivas siempre y cuando estén bien planificadas y ejecutadas.

5.2 La importancia de acabar bién las sesiones

Tiene mucha importancia acabar bien las sesiones de entrenamiento.

Muchas veces, por falta de tiempo o por impaciencia, tendemos a acabar las sesiones de forma abrupta o alargarlas demasiado, lo que puede generar frustración en el caballo y afectar negativamente a su motivación.

Es importante dedicar unos minutos al final de cada sesión para hacer ejercicios de relajación y reforzar los comportamientos positivos. También es importante acabar las sesiones con una recompensa más grande para que lo relacione con el final agradeciendo su Trabajo y permitir al caballo un momento de descanso.

Tal y como habéis visto en la clase de hoy, saber finalizar las sesiones de entrenamiento, conseguirá que el caballo asocie el entrenamiento con algo positivo y estará motivado para volver a trabajar en la próxima sesión.