>Curso de Método Masterson

¡Hola! En la lección de hoy vamos a explorar las claves para mantener a tu caballo física y mentalmente equilibrado. Nuestro objetivo es asegurarnos de que el caballo esté en óptimas condiciones de salud y tenga un equilibrio tanto físico como mental para realizar las actividades de manera saludable y sin problemas.

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

El movimiento

Uno de los factores clave para la salud física del caballo es el movimiento. El caballo es un animal diseñado para recorrer largas distancias a diario. Sin embargo, a menudo los tenemos en entornos que limitan su capacidad de movimiento natural. Es fundamental garantizar que los caballos tengan la oportunidad de moverse libremente, ya que hay una gran diferencia entre cómo se mueven cuando los entrenamos y cuando están en un ambiente natural y relajado. El movimiento es esencial porque estimula la producción de fluido sinovial en las articulaciones, lo cual las mantiene hidratadas y promueve una movilidad saludable, evitando el desarrollo temprano de la artrosis. Si un caballo pasa muchas horas estabulado en una cuadra y solo sale para hacer ejercicios específicos, su capacidad de producir fluido sinovial puede disminuir, lo que puede llevar a problemas articulares, incluso en caballos jóvenes. Por lo tanto, es importante permitir que los caballos se muevan libremente durante la mayor cantidad de tiempo posible. Si no es posible tenerlos al aire libre, existen otras opciones, como asegurarse de que realicen ejercicio diario, no solo de alta intensidad, sino también ejercicios en estado de relajación. Además, podemos ayudarlos con masajes suaves utilizando el Método Masterson o realizar movilizaciones pasivas, siempre teniendo cuidado de no forzar las articulaciones. Estas son formas en las que podemos contribuir a mantener sus articulaciones y músculos en movimiento y en buen estado.

Nutrición y sistema digestivo

Otro factor crucial a tener en cuenta para garantizar un caballo equilibrado y saludable es la nutrición y el sistema digestivo. Debemos entender que los caballos no son vacas; tienen una capacidad estomacal limitada y necesitan comer pequeñas cantidades de alimento de bajo valor nutricional durante muchas horas al día. Lo ideal es que los caballos tengan acceso a forraje durante al menos 16 horas al día. Esto no significa que les demos pienso durante todo ese tiempo, sino que es beneficioso para ellos tener acceso continuo a forraje. Esto previene la ansiedad por falta de comida, ya que si solo los alimentamos una o dos veces al día, pueden desarrollar úlceras estomacales debido a la liberación de ácidos estomacales en ausencia de alimento. La saliva que producen al comer ayuda a neutralizar esos ácidos, por lo que mantener una alimentación continua es crucial para prevenir problemas de salud más graves. Es importante destacar que, además de considerar el tipo y la cantidad de alimento en función del ejercicio físico y el metabolismo de cada caballo, debemos garantizar que tengan acceso constante a forraje, ya que esto es una necesidad fisiológica para ellos.

Animales sociales

Otro factor importante para mantener un caballo mentalmente equilibrado es comprender que son animales sociales. Los caballos son animales de manada y necesitan estar rodeados de otros caballos para sentirse seguros y tener una estabilidad emocional. No es lo mismo tener un caballo que vive solo que tenerlo en compañía de otros congéneres. Los caballos que viven en grupo se sienten más seguros y tienen un mayor equilibrio emocional. Aunque pueda parecer difícil de lograr, no es imposible tener un caballo equilibrado física y mentalmente si tenemos en cuenta las necesidades de los caballos como especie y las necesidades individuales de cada uno según su carácter. Podemos adaptar el entorno y las condiciones para satisfacer esas necesidades particulares, lo que también ayuda a fortalecer el vínculo con el caballo. Además, podemos complementar estas acciones con otros masajes del Método Masterson.

Si tenéis alguna pregunta, no dudéis en escribirnos a través del formulario de soporte de nuestra intranet. ¡Y recordad, la próxima lección para que descubráis las claves para tener un caballo equilibrado física y mentalmente os espera con los brazos abiertos!