>Curso de Método Masterson

En esta emocionante tercera lección, vamos a sumergirnos en el fascinante mundo del sentido del olfato en los caballos. ¡Es algo tan profundo como el sentido del olfato de nuestros amigos los perros!

Sentido del olfato

El sentido del olfato les proporciona información sobre su entorno, otros caballos e incluso sobre nosotros. Cuando nos acercamos a saludarlos y les tocamos el morro, ellos están oliéndonos, captando nuestras feromonas y obteniendo información directamente a través del olor.

Del entorno, obtienen una gran cantidad de información. Por ejemplo, a través de las heces de otros caballos, pueden conocer detalles como si es macho o hembra, si está en celo o si está enfermo. Para los caballos, ¡una caca es como la revista Cuore para nosotros! Les resulta sumamente interesante y apenas pueden resistirse a investigar. Además, el sentido del olfato les permite detectar las plantas que desean comer. Aunque no puedan ver la planta directamente, pueden olerla y elegir en base a lo que desean, les apetece o necesitan. Están muy conectados con las plantas y saben intuitivamente cuáles les proporcionarán beneficios, como desparasitarse o limpiar su hígado. ¡Son auténticos expertos en botánica!

El olfato también está directamente relacionado con el cerebro de los caballos y les conecta emocionalmente con diversas sensaciones. Y ahora viene lo interesante: veremos cómo reaccionan cuando se les presentan aceites esenciales. Quiero dejar claro que nunca debemos imponerles los aceites, sino ofrecérselos y observar sus respuestas.

A continuación, realizaré una demostración de cómo podemos ofrecer aceites esenciales a un caballo y cómo podemos interpretar sus reacciones. ¡Vamos a ver qué opina Fum de este aceite de hilán y lang!

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

Es importante recordar que siempre estamos ofreciendo los aceites, nunca obligamos a los caballos a olerlos.

Así que, hemos presenciado diferentes reacciones ante los aceites esenciales: desde la falta de interés hasta el interés moderado y la clara fascinación con ambos orificios nasales. También hemos visto cómo algunos aceites generan una relajación profunda. ¡Es asombroso ver lo poderoso que es el sentido del olfato y los múltiples beneficios que aporta en la vida de los caballos!

Recuerden que siempre ofrecemos los aceites esenciales, sin obligarlos a olerlos.

Si tenéis alguna pregunta, no dudéis en escribirnos a través del formulario de soporte de nuestra intranet. ¡Y recordad, la próxima lección para que descubráis las claves para tener un caballo equilibrado física y mentalmente os espera con los brazos abiertos!