>Curso de Primeros Auxilios y curas

¡Felicidades! ¡Has llegado a la última lección del curso de primeros auxilios para caballos! En esta ocasión, abordaremos la importancia de prestar atención a la boca y la nariz de los caballos, aspectos que a veces pasan desapercibidos pero que son fundamentales para su bienestar.

La boca del caballo

La boca es una zona donde pueden ocurrir infecciones debido a que los caballos comen, rebuscan y se rascan entre ellos. Es recomendable revisar sus encías de vez en cuando para detectar posibles heridas o irritaciones causadas por objetos extraños, como espigas o trozos de palos. Asimismo, es crucial que al menos una vez al año, un dentista especializado revise la boca del caballo para corregir problemas como puntas en las muelas, que pueden causar molestias al masticar y lastimar las encías.

Si el caballo lleva bocado o hierro, la revisión bucal debe ser más frecuente, ya que un mal ajuste o una presión excesiva pueden provocar llagas e irritaciones. Además, durante las temporadas de forraje de menor calidad, las espigas pueden quedar clavadas en las encías del caballo, causando dolor al masticar y aumentando el riesgo de gingivitis.

La nariz del caballo

En cuanto a la nariz, si observas que tiene venas rotas y el sangrado es leve y esporádico, no hay motivo de preocupación. Sin embargo, si el sangrado es recurrente y más intenso, es recomendable contactar a un veterinario, ya que la nariz es una zona delicada y cualquier objeto o irritante que se haya aspirado puede causar problemas.

Signos de alerta en la nariz y boca del caballo

Un signo importante de alerta en la boca y la nariz es la excesiva salivación o la presencia de mocos, ya que esto indica que algo está molestando al caballo en estas áreas. Si esto ocurre de manera frecuente o con intensidad, es crucial prestar atención y buscar asistencia veterinaria.

Cómo limpiar la boca y la nariz del caballo

Para limpiar la nariz, puedes utilizar gasas y clorhexidina. Si notas sangrado excesivo y persistente, contacta al veterinario de inmediato. También puedes utilizar yodo en gasas para limpiar heridas o irritaciones en la nariz.

La limpieza de la boca se puede realizar diluyendo clorhexidina en agua y aplicándola con una jeringa, un cepillo de dientes o gasas, según la situación. Es importante utilizar jeringas estériles para heridas profundas y cambiarlas cada vez que limpies una nueva área de la boca.

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

Espero que todo lo aprendido en este curso te sea útil y te ayude a cuidar mejor a tus caballos en caso de emergencias o situaciones de primeros auxilios. Recuerda que la prevención y la pronta atención son clave para el bienestar de tu caballo.

Si tienes dudas o necesitas asesoramiento, no dudes en consultarme. Puedes escribirme o acercarte al centro Wild Souls Eda en Cañellas, donde estaremos encantados de ayudarte. Además, si te ha gustado el curso y deseas profundizar en alguno de los temas tratados, ¡considera proponer un curso de nivel superior para seguir aprendiendo y cuidando aún mejor a tus caballos! Puedes hacerlo a través de tu intranet privada.

¡Gracias por participar en este curso y disfrutarlo! La seguridad y salud de nuestros caballos son prioridad, ¡sigamos aprendiendo y creciendo juntos en el cuidado de estos magníficos animales!