>Curso de Primeros Auxilios y curas

En esta lección, aprenderemos qué es un cólico en los caballos, los diferentes tipos de cólicos que existen, cómo reconocer si nuestro caballo está sufriendo un cólico, qué medidas tomar mientras esperamos al veterinario y cómo prevenir futuros episodios de cólicos en nuestro caballo.

¿Qué es un cólico en caballos y que tipos existen?

Un cólico es un problema que afecta al aparato digestivo del caballo y puede ser causado por diversas razones. Existen varios tipos de cólicos:

  • Cólico por impactación: Se produce cuando una parte del intestino queda obstruida por comida o heces secas, causando dolor e inflamación.
  • Cólico espasmódico: Se caracteriza por episodios de dolor que duran unos 20-30 minutos, con intervalos de calma.
  • Cólico timpánico: Se debe a una acumulación de gases en el aparato digestivo que no pueden ser expulsados, provocando inflamación y dolor.
  • Cólico por torsión: Es el más peligroso y se produce cuando una parte del intestino se retuerce sobre sí misma, lo cual puede requerir cirugía.

¿Cómo detectar un cólico en nuestro caballo?

Para reconocer si nuestro caballo está sufriendo un cólico, debemos estar atentos a los siguientes signos:

  • Estado de ánimo apático y cabizbajo.
  • Cara tensa con los ojos medio cerrados y boca apretada.
  • Respiración rápida y forzada.
  • Estirarse y revolcarse repetidamente.
  • Falta de ruidos intestinales.
  • Mirarse la barriga y mostrar incomodidad en una zona específica.

Si observamos varios de estos signos, debemos llamar al veterinario de inmediato y proporcionarle información sobre la situación, incluyendo la temperatura del caballo.

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

¿Qué hacer hasta que llegue el veterinario?

Mientras esperamos al veterinario, si el caballo está estirado, debemos intentar levantarlo y mantenerlo en constante movimiento para evitar que se revuelque. En caso de que no podamos levantarlo, acomodaremos una zona segura y blanda para que pueda descansar.

Cuando llegue el veterinario, necesitará dos cubos (uno con agua y otro sin agua), una sonda nasogástrica y un lugar para lavarse las manos. No debemos administrar ningún medicamento sin la supervisión del veterinario, ya que podríamos empeorar la situación.

¿Cómo prevenir los cólicos en caballos?

Para prevenir cólicos en los caballos, debemos asegurarnos de que estén en constante movimiento, proporcionarles una dieta adecuada y de calidad, evitar cambios bruscos de temperatura y mantener al día las desparasitaciones.

Con este pequeño apunte para prevenir y evitar cólicos finaliza la lección 6, recordando la importancia de estar atentos a los signos de cólico en nuestro caballo y actuar con prontitud para buscar ayuda veterinaria.

¿Tenéis alguna duda? ¡No os preocupéis! Estoy aquí para ayudaros en lo que necesitéis. Si surgen preguntas, ¡utilizad el formulario de soporte en la intranet y os responderé encantada!