>Curso «Un día en la hípica»

En el día de hoy, ya estas en el último video de este curso. Tras una serie de lecciones en las que hemos profundizado en todos los aspectos de la equitación y el cuidado del caballo para tener un día perfecto en nuestra hípica, llegamos al momento de la despedida.

Clase práctica en video:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

Ya hemos trabajado duro, el caballo está completamente relajado después de su rutina en la hípica, y ahora nos queda una última tarea: el proceso de desmontar.

Desmontar

Desmontar puede parecer sencillo, pero también tiene su técnica. Existen dos formas principales de hacerlo. Algunos prefieren retirar ambos estribos, quedarse suspendidos brevemente en el aire y aterrizar suavemente. Otros, como yo, optamos por una forma que consideramos más adecuada. Consiste en mantener un pie en el estribo y bajar de manera controlada.

Aquí vale la pena mencionar por qué siempre descendemos del caballo por el lado izquierdo. Este hábito tiene raíces históricas y culturales, ya que en el pasado, cuando los jinetes llevaban espadas y lanzas, era más cómodo hacerlo desde el lado izquierdo para evitar molestias. Además, la manipulación del caballo se realiza principalmente desde la izquierda, lo que ha llevado a que esta se convierta en su lado más flexible y cómodo.

Una vez que descendemos, es esencial pasar las riendas sobre la cabeza del caballo para mantener un cierto nivel de control. En lugar de apresurarnos a quitar el equipo, yo prefiero dar unos pasos con el caballo antes de soltar las cinchas. Esto le permite al caballo relajarse gradualmente y, como una especie de masaje, ayuda a enfriar su dorso.

Al caminar con el caballo hacia el área de preparación, establecemos un vínculo y liderazgo. Es un momento especial en el que el caballo sigue nuestra guía, creando una conexión única. Además, para aquellos que han estado montando durante horas, caminar junto al caballo ayuda a estirar las piernas y evitar entumecimientos.

Un detalle importante es que, antes de llegar al área de preparación donde hay techos bajos, desmontar un poco antes nos da un mayor control sobre la situación. Esto es especialmente útil cuando venimos de rutas largas o desde el campo.

En resumen, el proceso de desmontar es más que simplemente bajar del caballo; es un momento de conexión, cuidado y respeto por nuestro compañero equino. Cada jinete puede tener sus preferencias y rutinas, pero estas prácticas han demostrado ser efectivas a lo largo del tiempo.

Preparando al Caballo

Te llevaré a través de una rutina paso a paso, desde la preparación en la pista hasta el merecido baño post-entrenamiento.

El primer paso crucial en el proceso de cuidado equino es la preparación del caballo después de una sesión de entrenamiento. Una vez que hemos terminado en la pista, nos dirigimos al preparador, el lugar donde nuestro amigo equino encontrará la tranquilidad merecida.

Inspección del Preparador

Antes de proceder, siempre es sabio verificar el área. Observamos si hay objetos sueltos como cepillos o recogedores que puedan causar problemas. Además, evaluamos a los demás caballos presentes para asegurarnos de que no haya tensiones innecesarias.

Manejo Seguro

Es importante mantener un manejo seguro durante este proceso. Atamos al caballo del cuello con su propia cabezada para evitar sorpresas. Esto también nos da un control adicional mientras continuamos.

Desensibilización al Retirar el Bocado

La clave para retirar el bocado es hacerlo con suavidad para evitar sorpresas desagradables para el caballo. En lugar de retirarlo de una vez, lo hacemos gradualmente, permitiendo que el caballo se acostumbre a la sensación y reduzca la probabilidad de que se asuste o se sienta incómodo.

Manipulación de las Riendas

Las riendas se retiran con cuidado y se mantienen sujetas mientras continuamos con la rutina. Esto nos brinda un control adicional y evita que el caballo se impaciente.

Proceso en Orden Inverso

Continuamos retirando los elementos en orden inverso al que los colocamos. Comenzamos con el ahogadero, seguido de la musarola y finalmente el bocado. Esta secuencia evita que el caballo relacione la rutina con una experiencia negativa.

Atención a los Cascos

Antes de dirigirnos a la zona de lavado, es importante revisar los cascos. Si el caballo ha estado en el campo o en la pista, podría haber atrapado piedras u objetos extraños en sus cascos. Esto garantiza su comodidad y seguridad.

Llegando a la Ducha

Una vez que hemos completado la preparación, nos dirigimos a la ducha. Antes de ingresar, observamos la zona para cualquier objeto que pueda asustar al caballo. Es esencial mantener la calma y la paciencia durante este proceso.

La ducha de nuestro caballo

El baño de un caballo puede ser un proceso tranquilo y armonioso o una experiencia desafiante, dependiendo de la familiaridad del caballo con el agua y las temperaturas circundantes. En parte de la lección, exploraremos las mejores prácticas para bañar a tu caballo, independientemente de su nivel de comodidad.

Baño durante el Verano

Durante los días calurosos de verano, incluso si el caballo no ha estado trabajando y apenas tiene sudor, bañarlo es beneficioso. Aunque parezca que no necesita un baño, el calor puede ser abrumador.

Baño durante el invierno

En invierno, cuando el agua puede estar fría, bañar al caballo es una tarea rápida y estratégica. Esto es especialmente importante si el caballo está esquilado, ya que carece de su capa natural y es más propenso a enfriarse.

Técnica de Baño

Comienza bañando las patas delanteras y traseras antes de continuar con el pecho, el cuello y, finalmente, los riñones. Evita mojar las orejas, ya que esto puede incomodar al caballo. Asegúrate de utilizar un flujo de agua suave y evita rociar agua directamente en las orejas.

Relación con el Caballo

Es esencial mantener una relación de respeto y liderazgo con tu caballo durante el baño. Evita que el caballo invada tu espacio personal, lo que podría interpretarse como una falta de liderazgo. Si el caballo se mueve mientras lo bañas, en lugar de retirarte, simplemente direcciónalo suavemente hacia un lado para mantener el control.

Cuidado de los Cascos

Aprovecha este momento para cuidar los cascos de tu caballo. La grasa para cascos es útil para mantenerlos hidratados y evitar que se sequen. Aplica la grasa en la parte exterior e interior de los cascos. Esto puede hacerse después de que el casco esté un poco seco para que la grasa sea más efectiva.

Secado y Zonas Sensibles

El secado es una parte crucial del proceso de baño. Las mantas de secado son útiles para evitar que el caballo se enfríe demasiado rápido. Presta especial atención a la zona de los riñones, ya que es propensa a enfriarse más rápido que otras partes del cuerpo.

Secado Final

Utiliza herramientas de secado, como toallas o flejes, para eliminar el exceso de agua de la piel del caballo. Presta especial atención a las zonas donde se acumula el agua. Evita mojar la cara directamente, y cuando lo hagas, hazlo desde una distancia segura.

Conclusión

El cuidado y el baño de caballos son parte integral de su bienestar y salud. La paciencia y la atención a los detalles son clave para mantener una relación armoniosa con tu caballo.

Despedida

Hemos llegado al final del curso «Un día en la hípica». Desde todo el equipo de caballosdecerca.com esperamos y confiamos que todos estos conocimientos aportados desde la experiencia, de más de 20 años, de Quim Duran os sirvan para tener un día perfecto en la hípica, tener control de vuestro caballo y ser la envidia de todos los humanos de la hípica por vuestros conocimientos y prácticas.

Recuerda marcar el curso como completado para que conste en tu historial como alumno. Si deseáis obtener vuestro certificado de aprovechamiento poneos a prueba en el cuestionario del curso.

Para finalizar, tenemos que pediros algo muy especial, este curso no es un curso habitual, normativo y reglado, es un curso basado en la experiencia de Quim, pero os aseguramos que tiene aún más de 100 tips y experiencias que explicaros y que os serían muy útiles en vuestro día a día. Si queréis que profundicemos en este tipo de contenido no dudéis en pedírnoslo a través del formulario habilitado en vuestra area de suscriptores.

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable! Un enorme abrazo de parte de todo el equipo.