>Curso «Un día en la hípica»

¡Hola a todos! Hoy vamos a sumergirnos en la lección 4 de nuestro curso «Un día en la hípica».

Nos encontramos en el paddock después de realizar todas las comprobaciones necesarias. En esta ocasión, vamos a hablar sobre las cabezadas de cuadra y compartir algunos consejos valiosos sobre su manejo.

Clase práctica en video:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

¿Qué son las cabezadas?

Las cabezadas de cuadra son una parte esencial de la equitación, utilizadas para controlar y guiar a nuestros queridos caballos antes de montarlos. Existen varios tipos de cabezadas, pero las más comunes son las que estamos a punto de explorar.

Primero, tenemos las cabezadas convencionales, que son las que la mayoría de nosotros utiliza en nuestro día a día. Algunas de ellas vienen con un mosquetón en esta zona, mientras que otras no lo tienen. Esta diferencia puede parecer insignificante, pero puede marcar la pauta en ciertas situaciones de emergencia.

Es fundamental saber dónde guardar nuestras cabezadas. En muchas hípicas, se convierten en una especie de objeto de deseo. Aunque nadie quiere robarlas, a veces las personas las toman prestadas y olvidan devolverlas. ¡Es un verdadero dolor de cabeza! La clave es mantenerlas cerca, preferiblemente en la entrada del recinto para que estén al alcance cuando las necesitemos.

Sin embargo, yo tengo una pequeña trampa que me ha funcionado bien. Las guardo un poco escondidas, ya que en ocasiones, algunos caballos juguetones pueden tirarlas al suelo o dañarlas sin querer. La ubicación adecuada es crucial para evitar estos inconvenientes.

Volviendo a las cabezadas, también existen versiones de cuerda que son igualmente efectivas. Aunque personalmente prefiero las convencionales al lidiar con caballos jóvenes o difíciles de manejar, las de cuerda pueden ser ideales en ciertos casos. A menudo, las llamamos «cabezadas indias» debido a su diseño reforzado en la zona de la muserola, lo que proporciona un mayor control.

¿Cómo poner una cabezada correctamente a un caballo?

Ahora, hablemos de cómo poner una cabezada correctamente. Al acercarte al caballo, es importante hacerlo desde el lado izquierdo para no asustarlo. Evita mirarlo directamente a los ojos, ya que algunos caballos pueden interpretarlo como una amenaza. En cambio, mantén una postura relajada y acércate diagonalmente hacia la cruz del caballo. Un pequeño truco que puedes utilizar es rascar suavemente la cruz, ya que esto se considera un gesto de amistad en la naturaleza equina.

Si tu cabezada tiene un mosquetón, simplemente pásala por el morro y engánchala en el lugar adecuado. Pero si no tiene mosquetón, aquí viene la parte interesante. Puedes pasarla por detrás de las orejas y hacer un nudo sencillo. Ambos métodos son válidos, pero personalmente prefiero este último, ya que en situaciones de emergencia, es más ágil y menos propenso a errores.

Una vez que hayas dominado la técnica, te sentirás más seguro en cualquier situación inesperada. Además, podrás usarla con cabezadas de cuerda si es necesario.

En resumen, las cabezadas de cuadra son una herramienta esencial en el mundo de la equitación. Guardarlas en el lugar adecuado y conocer cómo ponerlas correctamente te ayudará a evitar dolores de cabeza innecesarios y a mantener un control seguro sobre tus caballos.

Saliendo del Paddock

Ahora, exploraremos las mejores prácticas para sacar a tu noble compañero equino desde el paddock o cuadra. El manejo adecuado es clave para una relación exitosa con tu caballo y su bienestar. Así que, ¡comencemos!

Cuando sacas a tu caballo del paddock, la seguridad es primordial. Mantén una distancia segura, como la extensión de tu brazo, para evitar accidentes. Esto asegura que tengas el control y evita que te pise. La normativa suele requerir que estés al lado izquierdo del caballo, manteniendo una zona de seguridad alrededor de las espaldas. Además, es importante que tu caballo se acostumbre a caminar detrás de ti, marcando tu liderazgo.

Lidiando con la Excitación

A veces, los caballos pueden emocionarse al salir y relacionar la salida con correr. Para evitar que tu caballo se te vaya encima, puedes usar un truco efectivo. Mientras caminas con él, coloca tu codo en su pecho para mantenerlo a una distancia segura. Esto le enseñará a mantenerse detrás de ti, garantizando la seguridad de ambos.

Entrando al Paddock

Al regresar al paddock, es igual de importante mantener el liderazgo. No permitas que el caballo se adelante y entre solo. Esto no solo refuerza tu posición, sino que evita situaciones peligrosas. Hazlo esperar y asegúrate de que esté tranquilo antes de liberarlo.

Comprobación y Observación

Cuando el caballo esté en el paddock, observa cómo come y bebe. Algunos caballos son glotones, mientras que otros comen más lentamente. Esto puede ser un indicativo de problemas dentales que necesitan atención. Además, observa si tiene heridas o costras en su piel debido a un manejo inapropiado en el pasado.

Marcas en la Piel

Es importante tener en cuenta que las marcas de hierro en la piel, como las que se producen con el serretón, pueden ser perjudiciales y causar heridas. No apoyamos este método. Algunos caballos pueden tener marcas permanentes debido a prácticas anteriores, pero eso no afecta su bienestar.

Conclusión

En resumen, el manejo seguro de caballos es esencial para su bienestar y para una relación armoniosa. Recuerda mantener el control, observar a tu caballo y asegurarte de que esté cómodo en su entorno. ¡Nos vemos en el próximo episodio donde exploraremos más aspectos del manejo equino!

Recuerda que si tienes alguna pregunta o necesitas más orientación sobre el contenido de la lección, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de soporte en la intranet. Tanto nuestro equipo de soporte como Quim estamos aquí para ayudarte en tu viaje a dominar tu estancia en la hípica y disfrutarla sin preocupaciones.

Nos vemos mañana en la lección núm. 5: Explora las técnicas de preparación de tu caballo, desde el doble viento hasta los tipos de cuerdas. Conoce cómo cuidar a tu compañero equino de manera óptima.

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable!