>Curso «Un día en la hípica»

¡Bienvenidos de nuevo a nuestra exclusiva manada! En esta ocasión, nos sumergiremos en la Lección 7, que se centra en la preparación del caballo: cómo equiparlo y vestirlo adecuadamente. Exploraremos consejos y técnicas esenciales que te ayudarán a garantizar la seguridad y el bienestar de tu compañero equino.

Clase práctica en video:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

Preparación Inicial del Caballo

Cuando nos disponemos a preparar a nuestro caballo, la elección del orden adecuado es fundamental. Aunque es común que algunos comiencen con la silla, preferimos iniciar con los protectores y vendajes. ¿Por qué esta elección?

Aquí está la lógica: independientemente de lo tranquilo que sea tu caballo, siempre debemos pensar en diferentes escenarios. Imagina que tienes un caballo algo problemático o un potro en tus manos. En estos casos, es preferible poner primero los protectores. Los protectores son más fáciles de colocar y menos propensos a causar molestias al caballo. Además, si ocurriese algo inesperado mientras se colocan las vendas, el caballo estaría mejor sin la silla para evitar rozaduras.

Material Utilizado

Antes de entrar en detalles sobre cómo colocar las vendas, permíteme presentarte el material que utilizaremos. Las vendas polares o de trabajo son esenciales para proteger las extremidades de tu caballo de golpes y proporcionar soporte a los tendones. Los «bajo vendas» son utilizados debajo de las vendas principales, ayudando a distribuir mejor la presión y protegiendo contra golpes. Algunos prefieren las vendas polares sin bajo vendas, pero recomendamos utilizar ambos para una mayor protección.

Colocación de las Vendajes en las Patas del caballo

El proceso de colocación de las vendas en las patas es fundamental y debe hacerse correctamente. Comenzamos con los «bajo vendas», asegurándonos de que cubran el menudillo y se mantengan debajo de la rodilla. Luego, avanzamos desde la parte delantera hacia atrás, manteniendo una tensión adecuada. Prestamos especial atención a la zona del menudillo, donde proporcionamos un refuerzo adicional. Es importante mantener una distancia uniforme entre los bucles de la venda. Una vez colocada, aseguramos el velcro en la parte exterior.

Colocación de las Vendajes en las Manos del caballo

El proceso de colocación de las vendas en las manos sigue el mismo principio: de adelante hacia atrás. Aseguramos los «bajo vendas» y luego avanzamos hacia arriba, prestando atención a la comodidad y la tensión. La zona del menudillo sigue siendo crítica aquí, y proporcionamos un refuerzo adicional. Una vez más, aseguramos el velcro en la parte exterior.

La Utilidad de los Protectores

Además de las vendas, los protectores son una opción valiosa. Hay variedades más blandas y flexibles, ideales para amortiguar impactos y proteger los tendones. Estos son especialmente útiles en disciplinas como la doma. También existen protectores rígidos, como los de salto, que brindan una protección sólida contra golpes y lesiones. Los protectores son más rápidos de poner que las vendas, lo que los convierte en una elección práctica.

Colocación de Protectores

La colocación de los protectores es sencilla. Asegúrate de elegir el tamaño adecuado, ya que hay modelos para manos y pies. Desliza el protector en su lugar, asegurando que se ajuste cómodamente. Los protectores de salto brindan una capa adicional de protección durante el salto, evitando posibles golpes con obstáculos.

Campanas para el Cuidado de los Cascos

Finalmente, no olvidemos las campanas, un elemento importante para el cuidado de los cascos de tu caballo. Estas campanas protegen contra lesiones en el pulpejo del caballo, una zona delicada que puede sufrir golpes. Asegúrate de que las campanas sean del tamaño adecuado para que se mantengan en su lugar sin ser demasiado ajustadas ni demasiado sueltas.

Conclusión

Ahora que has aprendido la importancia de la preparación y la protección adecuada para tu caballo, estás listo para garantizar su comodidad y seguridad en cada entrenamiento y salida al campo. Recuerda que la práctica es clave, así que no dudes en buscar la orientación de expertos y practicar con un caballo tranquilo al principio. ¡Preparar a tu caballo nunca había sido tan importante y gratificante!

Recuerda que si tienes alguna pregunta o necesitas más orientación sobre el contenido de la lección, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de soporte en la intranet. Tanto nuestro equipo de soporte como Quim estamos aquí para ayudarte en tu viaje a dominar tu estancia en la hípica y disfrutarla sin preocupaciones.

Nos vemos mañana en la lección núm. 8: Domina el proceso de vestir a tu caballo con accesorios como sudaderos, cinchas y cabezadas. Asegúrate de que esté listo para montar de manera cómoda y segura.

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable!