>Curso Mindfulness y Caballos

En esta lección del curso de Mindfulness y Caballos, continuaremos nuestra travesía en el fascinante mundo del mindfulness y la regulación del sistema nervioso. Hasta ahora, hemos explorado muchos conceptos clave, y hoy, estamos a punto de embarcarnos en una práctica que seguramente te sorprenderá.

Comencemos con una Demostración

¿A quién no le gustan las demostraciones, verdad? Vamos a empezar con una breve demostración. La idea aquí es realizar una especie de «pre-test» para evaluar nuestra movilidad antes de embarcarnos en una serie de ejercicios.

Para comenzar, giremos suavemente la cabeza de un lado a otro, sin forzar. Este ejercicio simple nos dará una idea de cuán flexible está nuestro cuello en este momento. No intentes forzarlo, simplemente observa tu rango de movimiento actual.

Clase práctica en video:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

Ejercicios para el Cuerpo y la Mente

Bien, aquí es donde comienza la diversión. Nos pondremos de pie y realizaremos algunos estiramientos básicos. Estos ejercicios pueden variar según si acabamos de hacer deporte o no. Estirarse puede sentirse diferente en cada caso.

Vamos a estirarnos lateralmente, sintiendo la flexibilidad de nuestros cuerpos. Recuerda respirar mientras realizas estos ejercicios.

Ahora, cruzaremos los brazos frente a nosotros y giraremos suavemente hacia un lado y luego hacia el otro. Observa cómo se siente tu cuerpo durante estos movimientos. Puedes levantar los brazos a la altura de tu frente mientras giras.

Mantén la barbilla alineada con tu columna y lleva un poco el mentón hacia atrás mientras respiras. La respiración profunda puede hacer una gran diferencia. Inhala por la nariz y exhala por la boca. Si lo prefieres, puedes hacerlo sin emitir un sonido, simplemente concéntrate en relajarte.

Explorando la Conexión Cuerpo-Mente

Si estás en el suelo o en la cama, coloca tus manos detrás de la cabeza con la espalda apoyada en una superficie. Mantén la barbilla recta y mira hacia un lado, manteniendo la posición durante aproximadamente un minuto. Respira profundamente mientras observas cualquier reacción en tu cuerpo.

Luego, cambia al otro lado, manteniendo la misma posición y practicando la respiración profunda. Observa cómo responde tu cuerpo a estos ejercicios.

Finalmente, vuelve al centro. Ahora, inclínate ligeramente hacia adelante y activa tus músculos centrales. Realiza algunas respiraciones profundas aquí, disfrutando del bienestar que te brinda este ejercicio.

El «Post-Test» y los Beneficios de la Regulación

Recuerda el ejercicio inicial de girar la cabeza de un lado a otro. Ahora, repítelo y observa si puedes mover tu cuello con mayor facilidad que al principio.

La razón detrás de esta mejora es que los ejercicios anteriores han ayudado a regular la musculatura en el área del cuello, especialmente el esternocleidomastoideo y el trapecio. Estos músculos están estrechamente relacionados con el sistema nervioso autónomo, que opera de manera automática y que influye en nuestro bienestar general.

La Fascinante Interconexión del Cuerpo y la Mente

Nuestro cuerpo y mente están intrincadamente conectados. Ejercicios que relajan la mandíbula, el cuello, movilizan la fascia y mejoran la postura también afectan positivamente nuestro estado emocional y físico.

Además, estos ejercicios estimulan el nervio vago, que transmite información a nuestro cerebro sobre nuestro nivel de seguridad y relajación. En resumen, son intervenciones somáticas que van desde el cuerpo al cerebro, ofreciendo resultados tangibles.

Una Estrategia para el Estrés

Estos ejercicios de regulación son perfectos para situaciones de estrés o cuando necesitas un «reset». Puedes aplicarlos antes de la meditación o antes de interactuar con caballos u otras personas. Cuando tu cuerpo está en un estado de regulación, el mindfulness se vuelve más accesible y efectivo.

Integrando la Regulación en tu Vida

La regulación del sistema nervioso también es útil para los amantes de los caballos. Después de un día en el entorno de los caballos, estos ejercicios te ayudarán a sentirte mejor y a deshacerte de la tensión en el cuello y la espalda.

Sobre la Fascia, la Postura y la Confianza

No olvidemos la fascia, el tejido que conecta músculos, tendones y órganos. Al liberar la tensión en la fascia, también liberamos emociones y tensiones almacenadas. Además, mantener una buena postura afecta tu nivel de estrés y autoconfianza.

Hacia la Maestría en Regulación y Mindfulness

Nuestro viaje para convertirnos en expertos en regulación del sistema nervioso y mindfulness está en marcha. En las próximas lecciones, continuaremos explorando este fascinante mundo. Hasta la próxima, queridos suscriptores.

Recuerda que si tienes alguna pregunta o necesitas más orientación sobre el contenido de la lección, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de soporte en la intranet. Tanto nuestro equipo de soporte como Gemma estamos aquí para ayudarte en tu viaje de conocimiento del Mindfulness y de autodescubrimiento.

Nos vemos mañana en la lección núm. 6: Experimenta una práctica de mindfulness de 15 minutos con tu caballo en tierra firme. Descubre cómo esta conexión puede fortalecer vuestro vínculo.

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable!