>Curso Mindfulness y Caballos

En la lección número 9, nos aventuramos en una práctica de mindfulness grupal en compañía de una manada de caballos en total libertad. Se trata de una experiencia verdaderamente excepcional que te invito a disfrutar con nosotros.

Si tienes la oportunidad, toma unos auriculares inalámbricos, dirígete al prado donde los caballos deambulan y participa en esta actividad. Si puedes compartir esta vivencia con un amigo o amiga, es aún más enriquecedora.

Clase práctica en video:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

Empezaremos en el prado y te animo a que realices algunos ejercicios de regulación previamente aprendidos a lo largo de este curso. El primer paso consiste en encontrar tu propio lugar de comodidad en el espacio. Después de una breve sesión de regulación, coloca tus pies a la altura de los hombros y realiza algunas rotaciones, mientras observas el entorno de los majestuosos caballos en libertad. Puedes optar por cerrar los ojos o mantenerlos abiertos, dependiendo de tu comodidad.

El próximo paso es evaluar tu estado de activación, del 0 al 10, donde 0 representa una total relajación y 10 indica un alto nivel de estrés. Esta es una forma de sintonizar con tus propias emociones y sensaciones en este entorno único. Observa tus alrededores y permite que todo fluya a tu ritmo.

La clave de esta experiencia grupal es la individualidad. Puedes moverte según lo sientas y seguir mis indicaciones desde tu espacio seguro. La actividad es grupal pero profundamente personal.

Encuentra un lugar donde te sientas seguro y estable. Desde aquí, comenzamos con el ejercicio de caminar conscientemente, manteniendo una atención plena en cada paso que das, en lugar de vagar por la mente. Aprovecha la oportunidad para conectar con la parte media de tus pies y desplazar la energía hacia tu cuerpo. Mientras lo haces, observa tus alrededores, incluyendo el cielo y los árboles.

No busques resultados específicos, esta es una práctica de aceptación y presencia en el momento. Permítete ser uno con el entorno de la manada de caballos. Esto te permitirá centrarte y calmar tu sistema nervioso.

Deja que la parte de tu mente que busca resolver problemas se relaje. En lugar de hacer, permite que tu cuerpo te guíe. ¿Cómo te moverías si fueras un caballo? Explora tu propio cuerpo, tu cadera y permítete moverte de manera que te resulte natural.

Después de un rato de tranquilidad, si lo deseas, puedes buscar a un caballo y acercarte con respeto, observando si el caballo responde a tu compañía. Este encuentro debe ser suave, sin intención o agresión. Sé tan suave como puedas.

Puedes tomar un momento para descansar y sentirte una parte del entorno natural que te rodea. Esta es una oportunidad para disolver cualquier tensión que puedas sentir y abrazar la paz del momento presente.

Luego, puedes emprender un viaje para buscar la respuesta a una pregunta que necesitas. Permite que surja en tu interior y no te preocupes por una respuesta inmediata. Observa cómo te sientes y sé amable contigo mismo.

Más allá de cualquier resultado, disfruta del aquí y ahora. Esta experiencia puede durar todo el tiempo que desees. Recuerda que cada día será diferente, a veces lleno de calma y otras veces con pensamientos y emociones que necesitarás abrazar.

Para concluir, imagina que tu cuerpo se vuelve poroso y que cualquier tensión remanente se desvanece, disuelta en el entorno natural que te rodea. Puedes realizar un último movimiento de liberación si lo deseas, abrazarte o simplemente disfrutar de la tranquilidad.

Finalmente, acércate a un caballo, agradécele por su compañía y disfruta de su presencia. La calma de estos majestuosos seres puede inspirarnos y enseñarnos a valorar el simple acto de ser. Aprecia la belleza en lo que es, no en lo que debería ser.

Espero que hayas disfrutado de esta experiencia mindfulness con caballos y que puedas llevar contigo la paz y la tranquilidad que has encontrado aquí. ¡Gracias por unirte a nosotros en esta lección especial!

Recuerda que si tienes alguna pregunta o necesitas más orientación sobre el contenido de la lección, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de soporte en la intranet. Tanto nuestro equipo de soporte como Gemma estamos aquí para ayudarte en tu viaje de conocimiento del Mindfulness y de autodescubrimiento.

Nos vemos mañana en la lección núm. 10: Reflexiona sobre cómo el mindfulness puede ayudarte a alcanzar tus objetivos y transformar tu relación con los caballos. Únete a la conversación sobre la visión integrativa del caballo y el crecimiento personal.

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable!