>Curso Mindfulness y Caballos

En la lección de hoy, te sumergirás en el mundo del mindfulness y experimentarás por primera vez (o tal vez por primera vez con un toque profesional) lo que significa realmente esta práctica. Lo mejor de todo es que podrás hacerlo con tus queridos caballos, si tienes la suerte de estar en un espacio tranquilo donde no te molesten o donde no puedan unirse a ti, ya que vamos a hacerlo con los ojos cerrados.

Preparativos para la Práctica

Antes de comenzar, te recomiendo que cojas papel y una libreta. En ella, anota dos cosas importantes. Primero, qué te gustaría lograr a nivel personal con este curso y, segundo, cómo esperas que este curso mejore tu relación con tus caballos, si los tienes. Si no tienes caballos, piensa en cómo esta experiencia puede aplicarse a otras relaciones en tu vida. Estas notas te serán muy útiles para hacer un seguimiento de tu progreso y evolución a medida que avanzamos en el curso.

Clase práctica en video:

Las clases en video están únicamente disponibles para suscriptores.
Puedes identificarte en este enlace o apuntarte a los cursos.
Si quieres ver 7 clases gratis para probar Caballos de Cerca hazlo aquí: ver 7 clases gratis.

La Importancia de Cerrar los Ojos

La razón detrás de cerrar los ojos es simple pero poderosa: al hacerlo, inhibimos nuestro sentido visual, que suele ser el dominante. Esto nos permite sumergirnos más profundamente en la práctica y, más adelante, aplicar lo que aprendamos con los ojos abiertos, tanto en nuestras vidas como en nuestras interacciones con los caballos.

El Entorno y los Elementos para una Práctica Eficiente

Para tener una práctica efectiva, busca un lugar tranquilo y cómodo donde puedas sentarte o acostarte. La práctica es breve, así que no te preocupes por quedarte dormido.

El Poder de los Aceites Esenciales

Existen elementos que pueden enriquecer tu práctica de mindfulness. Uno de ellos son los aceites esenciales, que tienen propiedades únicas. Puedes investigar más sobre ellos o hacerme preguntas en los comentarios si lo deseas. El sentido del olfato es primitivo y tiene la capacidad de desencadenar recuerdos y asociaciones. Si te acostumbras a usar un aceite esencial antes de la práctica, tu cerebro se preparará para un estado de relajación.

Comencemos con la Práctica de Mindfulness

Es el momento de empezar. Te invito a que te relajes, ya sea sentado o tumbado. La práctica es breve y te guiaré a través de los siete principios del mindfulness que aprendiste en la primera lección.

La Importancia de la Relajación

Para comenzar, relaja la musculatura alrededor de tus ojos, ya que nuestro sentido de la vista es dominante. Observa tu entorno y relaja los músculos oculares. Mira hacia los lados, arriba, abajo, incluso detrás de ti, para desconectar de la mirada focalizada y ganar una perspectiva más amplia.

La Regresión y la Conexión con tu Cuerpo

Inicia una cuenta regresiva, permitiéndote relajar todo tu cuerpo mientras avanzas. Visualiza tu mente consciente, esa parte ocupada en solucionar y juzgar, quedando en segundo plano, observando sin interferir. A medida que avanzas hacia cero, dirige tu atención hacia tu cuerpo y relaja aún más.

Ajustes y la Respiración Consciente

Ahora, si sientes que necesitas hacer algún ajuste en tu postura, no dudes en hacerlo. Esto no es forzar, recuerda uno de los principios del mindfulness: no forzar.

Sumérgete en la Experiencia del Momento

Concentra tu atención en tu respiración. Nota la entrada y salida del aire, las pausas entre inhalar y exhalar. Con cada respiración, invita a tu mente a descansar y a ser testigo de la experiencia sin juicio.

Aceptación y Paciencia

A lo largo de la práctica, permite que cualquier pensamiento o emoción fluya sin juzgarlo. Si vienen pensamientos, acompáñalos con la respiración y luego déjalos ir. Esta práctica se trata de aceptar y ser paciente contigo mismo.

Tu Espacio para la Reflexión

Finalmente, te dejo aquí para que continúes esta experiencia durante el tiempo que desees. Si te duermes, está bien. Nos encontraremos en la próxima lección cuando estés listo.

Recuerda que si tienes alguna pregunta o necesitas más orientación sobre el contenido de la lección, no dudes en contactarnos a través de nuestro formulario de soporte en la intranet. Tanto nuestro equipo de soporte como Gemma estamos aquí para ayudarte en tu viaje de conocimiento del Mindfulness y de autodescubrimiento.

Nos vemos mañana en la lección núm. 3: Aprende a comprender y regular tu sistema nervioso para mejorar la relación con tu caballo. Descubre cómo el mindfulness puede ser la clave para una conexión más profunda con tu amigo equino.

¡Gracias por aprender y cuidar de tu caballo de manera responsable!